Lourdes Martínez

hace una pintura con una identidad que podríamos calificar de clara estirpe castellana, Cultiva todos los géneros:

retrato, naturaleza muerta y paisaje, siendo este al que ha dedicado sus mejores empeños. Siempre con predominio

del color.

Lourdes Martínez no ignora lo que el tiempo ha acumulado en materia plástica. Por eso los tomó como guías para

marchar a su propio destino: los modernos pintores figurativos.